Martes, 23 Enero 2018

Cabecera Ciudad

La Cabalgata repartirá 2 millones de caramelos y participarán 12 carrozas, dos pasacalles y un dragón de la suerte

Por fin está a punto de llegar el gran momento esperado por los más pequeños, en pocas horas podrán disfrutar de la llegada de sus Majestades los Reyes Magos que recorrerán las calles de la ciudad en una espectacular Cabalgata para posteriormente ir casa por casa dejando los juguetes que han pedido los niños. Un desfile lleno de luz y color en el que se van a repartir 2 millones de caramelos blanditos y aptos para celiacos, que serán lanzados desde las 12 carrozas que formarán parte del desfile y que contará con dos pasacalles, un inmenso dragón de la suerte y un séquito de 500 personas.
Una cabalgata para todos ya que será accesible y segura, con dos plataformas para personas con diversidad funcional, que se han colocado en Obispo Orberá y el Pase de Almería, sin olvidar que se van a repartir 5.000 pulseras identificativas para los niños.
También habrá un camión de los años 50 decorado para la ocasión; Correos estará presente con 3 motos, 1 vehículo y carteros con carritos; participarán 4 grupos de Scouts (Grupos Zálata, Mónsalis, Valhalla y Brownsee); contaremos con la participación de varios grupos de la Banda Municipal de Música de Almería y de la Agrupación Musical San Indalecio de La Cañada. Pero hay mucho más, como los dos espectáculos circenses de la compañía francesa Remue Ménage, un Dragón de la Suerte (FUJUR) de 9 metros de largo por 1'30 metros de ancho y habrá nieve en el tramo del Paseo”. 
Recordar que,  a las 17.45 horas, la comitiva saldrá desde la Alcazaba, para dirigirse por las calles Almanzor, La Reina, Arráez, Plaza de la Administración Vieja, Mariana, Tiendas y Puerta de Purchena donde Melchor, Gaspar y Baltasar saludarán, en torno a las 18.15 horas, a todos los almerienses desde la Casa de las Mariposas, acompañados por el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco.
Una tarde noche mágica en la que la ilusión se reflejará en los rostros de los más pequeños de la casa y por qué no, en la de los mayores. Así que aún queda tiempo para portarse bien para que los Reyes Magos no pasen de largo o nos dejen carbón.
Y sobre todo debemos acostarnos muy temprano y no olvidar dejar galletas y leche para que Melchor, Gaspar y Baltasar y sus camellos repongan fuerzas, ya que tienen que repartir muchos regalos y la noche será muy larga para ellos.

Suscribirse

Traductor