Sabado, 18 Agosto 2018

Cabecera Ciudad

El Ayuntamiento activa un “completo y ambicioso” Plan de Playas con una inversión total de 1,5 millones de euros

El Plan de Playas 2018 en la capital está ya en marcha y permanecerá activo hasta el próximo 31 de octubre, un “completo y ambicioso plan, propio de una ciudad que ve en sus playas un activo y un atractivo turístico”, como ha descrito en su presentación el concejal de Servicios Municipales, Juan José Alonso, quien ha destacado la importante inversión realizada este año, “1.493.047 euros, cuadriplicando la inversión de hace tres años, a lo que hay que sumar los costes en el refuerzo del servicio de limpieza, tanto de personal como de maquinaria”, ha explicado.
Alonso ha detallado las novedades de un Plan que “amplía servicios, haciendo hincapié en la accesibilidad, en la seguridad y en la calidad de los mismos”, manteniendo la Q de calidad en las playas de Almería ciudad, Retamar-El Toyo, Costacabana y Cabo de Gata y recuperando la bandera azul en El Cabo, que se suma a la de las playas urbanas, hasta el límite con Nueva Almería.
Son muchas las novedades que presenta este Plan de Playas, entre las que destaca, el incremento en el número de efectivos, hasta 40 personas, frente al dispositivo de 26 personas que había en años anteriores, medios materiales y ampliación de los días y horarios en el servicio de socorristas en las playas, recuperándose incluso el servicio la noche de San Juan. Como novedad también, y por primera vez, se extiende el Plan a la playa de La Fabriquilla.
Alonso ha recordado que los socorristas que velarán por la seguridad en las playas estarán distribuidos en siete edificios de salvamento, todos con titulación acreditada, y entre su dotación se incluye un mínimo de 15 profesionales con capacitación para la atención a personas con movilidad reducida. Identificados con atuendo amarillo, este año, para el desempeño de su labor contarán “con todos los medios materiales necesarios, incluyendo equipos de oxigenoterapia y garantizando cardioprotección en todos los puestos, que contarán con equipos desfibriladores, y haciendo también uso por primera vez de un sistema de pulsera con código QR para los niños, que será facilitado en los puestos de socorristas, que facilite no solo el control inicial de los menores, sino la posterior gestión de cualquier incidencia en este sentido”, ha referido.
Este año volverá a alertarse con banderas la presencia de medusas y los socorristas podrán verse apostados a pie de playa, dando cobertura a las torres y puestos de salvamento, otra novedad, en sillas elevadas identificadas, con la imagen corporativa del servicio, para facilitar la observación y la intervención, en caso de necesidad, con mayor prontitud.
La accesibilidad de las playas vuelve a ser un año más una “prioridad” con la intención de atender las necesidades que los diferentes colectivos “que nos han hecho en este sentido”, ha agradecido Alonso. La Playa de El Palmeral es un ejemplo de esa apuesta por la accesibilidad. A la mejora de las condiciones en su aparcamiento se suma la formación de socorristas y los nuevos medios que se incorporan para atender las necesidades de estos colectivos en la zona de baño accesible.
“Queremos ser un referente también para estas persona y hacer de nuestra ciudad un destino turístico atractivo para este importante colectivo”, ha citado Alonso, recordando la inversión de más de 300.000 euros en los últimos años destinados para hacer más accesibles las playas de la ciudad. Los puntos accesibles para personas con discapacidad se sitúan en las playas de El Palmeral, San Miguel, Retamar, Cabo de Gata, El Toyo y Costacabana. En estos lugares se ha instalado una pérgola destinada a dar sombra, que tendrá una superficie no inferior a 15 m2, en el caso del Palmeral, de 36 metros, donde se ha habilitado además una zona lúdica en el agua para mayores, con sillas instaladas en el agua. Esta zona accesible además será este año “auditada”, con el propósito de obtener la certificación de calidad 170001.
 

Suscribirse

Traductor