Jueves, 16 Agosto 2018

Cabecera Ciudad

La humedades, entre otras patologías, de la muralla sur de la Alcazaba, se someten a una intervención arqueológica como estudio previo a su solución

Desde el pasado lunes se vienen desarrollando excavaciones arqueológicas en un tramo de lienzo de la muralla sur de la Alcazaba “al objeto de estudiar las humedades, entre otras posibles patologías, que provocan los desprendimientos del forro de hormigón coloreado colocado en los años 80 del pasado siglo”, ha explicado el delegado territorial de Cultura, Alfredo Valdivia.
Esta actuación, ha recordado Valdivia, “ya fue anunciada por el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, en una de sus visitas a Almería.
Teniendo en cuenta que han transcurrido  varias décadas desde su restauración, Valdivia ha señalado que “los materiales empleados presentan importantes daños, con disgregación de los hormigones de los tapiales y desprendimientos que permiten observar en algunos puntos los muros medievales ocultos; y en amplias zonas se localizan manchas y daños en la epidermis de las estructuras”. El presupuesto total de la intervención, financiado íntegramente por la Consejería de Cultura, asciende a 25.124,35 euros.
Por todo ello, el delegado ha señalado que se hace preciso (antes de intervenir de una forma global) “llevar a cabo determinadas actuaciones puntuales que permitan recoger datos a propósito del origen de las patologías y las pautas más adecuadas de intervención, para erradicarlas y conservar las estructuras”. 
El lienzo de muralla objeto de la intervención propuesta presenta una importante degradación de las nuevas tapias, con desprendimientos que permiten apreciar las mamposterías del paño primitivo. El grado de las patologías y la extensión limitada de su alzado permitirán afrontar su conservación como una experiencia cuyas conclusiones se podrían extender después a otras estructuras de este frente de la fortaleza.
 

Suscribirse

Traductor