Sabado, 15 Diciembre 2018

 


ayto almeria cajamar positivo camara1 Costa de Almeria  almeria 2019  
aytoroquetas1 castillo1 logo cosentino casi1 diputacion  

Cabecera Ciudad

La procesión en honor a la Patrona de Almería, la Virgen del Mar y los fuegos artificiales ponen el broche de oro a la Feria de Almería

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, acompañado del Equipo de Gobierno y parte de la corporación municipal, ha participado en la tradicional Procesión de Alabanzas en honor a la Virgen del Mar, acto que ha puesto punto y final a los cultos religiosos en honor a la Patrona  incluidos en el programa de la Feria de este año. Del Santuario de la Virgen del Mar partía la comitiva a las 20,00 horas recorriendo las principales calles del centro de la ciudad.
Este año la imagen de la Patrona, acompañada de cientos de personas en ese recorrido, lucía el manto procesional de Isabel II, manto bordado en oro y plata y regalado por la Familia Real tras su visita a Almería en 1862, además de la Corona de 1952 de los talleres Granda (Madrid) con la que se coronó canónicamente en 1952, una auténtica obra de arte de la orfebrería y de la joyería.
El paso además ha estrenado dos jarras traseras, confeccionadas en plata maciza repujada, al igual que el resto del paso, por los Talleres de Villareal, en Sevilla. Se trata de las jarras del proyecto original del paso que se diseñó y ejecutó en los años 80 por esta prestigiosa empresa artesanal de orfebrería sevillana. 
En su parte delantera el trono lucía por vez primera una réplica en plata del Relicario que contiene la Santa Cruz de Canjáyar, donado durante este año por la Hermandad de este pueblo almeriense muy vinculada a la Hermandad de la Virgen del Mar de la capital 
Al igual que el año pasado la procesión ha contado con un tramo infantil, para que todos los niños, pertenecientes o no a la Hermandad, pudieran acompañar en procesión a su Patrona. 
Otra de las citas más esperadas ha sido el espectáculo de fuegos artificiales, luz y sonido con el que se ha dado oficialmente por concluida la Feria
La combinación piromusical hizo las delicias de grandes y pequeños. Fuegos de agua, algunos emergidos con fuerza bastante alejados del espigón de la Térmica, habitual centro neurálgico de la actividad; otros de desarrollo medio, para que pudieran  verse en combinación en el cielo y en el reflejo del mar Mediterráneo; y otros que explotaron en lo más alto, haciendo que los ojos no pararan de recorrer el horizonte. A todo ello, rayos luminosos verdes y rojos y una música de tintes épicos que reforzaron esa mística de la pólvora y la luz.
Ovación doble a su finalización, primero con el fin de los fuegos y, posteriormente, para la explosión de la traca, que dio por cerrada así una nueva Feria, con los mejores deseos para repetir el próximo año.
Una Feria la de este año que se ha cerrado sin incidentes de gravedad y que ha dejado un excelente sabor de boca en los almerienses, tal y como se reflejará en el balance que se realizará en próximos días.
 
 

Suscribirse

Traductor