Sabado, 20 Octubre 2018

Cabecera Ciudad

Eliminados en Almería un millar de enganches ilegales a la red eléctrica

Operarios de Endesa, en estrecha colaboración con los agentes de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, han cortado un millar de enganches ilegales a la red eléctrica de la provincia de Almería entre los años 2017 y 2018. Las conexiones son obras de ingeniería improvisadas por los vecinos para saltarse las presiones del contador. Sin embargo, supone un riesgo evidente para quien lo manipula y, más aún, para los vecinos que viven amenazados por el riesgo de incendios.
Según datos de Endesa, el grueso de las intervenciones de sus operarios se concentran en El Puche, Pescadería y El Quemadero. Entre los tres barrios suman 470 enganches desmantelados en el último año y medio.
Esta actividad irregular tiene dos causas principales. Por una parte, existe un aprovechamiento de particulares que quieren conseguir fluido sin pasar por caja. Endesa ha identificado bloques de viviendas completos con un solo contrato, un punto de luz del que todos tiran.
Y, por otra parte, la proliferación de plantaciones de marihuana en los inmuebles ha generado un nuevo modelo de enganches. Los traficantes buscan alimentar sus potentes equipos de iluminación y ventilación a coste cero y, más importante, sin dar pistas a los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil de la ubicación de sus plantaciones. 
El resultado es un sinfín de incidencias, sobrecargas y cortes de luz que dejan a ciegas a los vecinos de barrios enteros. 
La Subdelegación del Gobierno, el Ayuntamiento de Almería, la Audiencia Provincial, la Fiscalía y las fuerzas de seguridad han mantenido encuentros para abordar medidas contra las plantaciones de cannabis que se han multiplicado en los últimos años.
Endesa asegura que ha invertido para mejorar la red eléctrica e, incluso, ha ampliado la capacidad,  en lugares especialmente sometidos por este conflicto.
Solo la capital acumula más del 40 por ciento de los enganches detectados por los técnicos, en muchos casos procedentes de la actividad de los traficantes de marihuana asentados en La Chanca, Los Almendros, El Quemadero o El Puche. 
Al mismo tiempo, vecinos y comerciantes piden medidas para evitar los cortes continuos de electricidad  y amenazan con cortes de carreteras para lograr que se tomen las medidas oportunas y acabar con dichos problemas.
 

Suscribirse

Traductor