Lunes, 17 Junio 2019

 


ayto almeria cajamar positivo camara1 Costa de Almeria  logoAlmeria2019CapitalGastronomica  
aytoroquetas1 castillo1 logo cosentino casi1 diputacion  

Cabecera Ciudad

Almería vive un magnífico Domingo de Ramos con La Borriquita, La Estrella y La Cena

Los almerienses han vivido un radiante Domingo de Ramos, donde toda la ciudad se ha llenado de olor a incienso y de devoción  con la salida a la calles de las primeras Hermandades. La Borriquita abrió la carrera Oficial tras la levantá de los dos pasos en el interior de su templo que realizó el alcalde Ramón Fernández Pacheco. Una Semana Santa donde el misterio de la Entrada Triunfal en Jerusalén lució sus tres nuevas secundarias, Santiago, San Juan y la mujer hebrea con el niño en brazos. Novedades que también lucio la Virgen de la Paz, que desfiló bajo techo de palio blanco con su paso totalmente acabado tras la reforma que se ha realizado en los últimos años.
El barrio de Regiones también lució con todo su esplendor cuando las puertas de la iglesia de San Isidro Labrador, se abrieron a las cuatro y media de la tarde para que comenzara a salir  La Estrella, después de que el propio alcalde realizase la primera levantá del paso.
Mientras en el centro de la ciudad, y mucho antes de que el reloj marcase las siete menos cuarto,  los aledaños de la calle Ricardos, Plaza Urrutia y las inmediaciones de la puerta lateral de la iglesia de San Pedro, estaban abarrotados de personas que esperaban la salida de la Hermandad Eucarística y Cofradía de Nazarenos de la Santa Cena y María Santísima de Fe y Caridad.
Tras la cruz guía de la Hermandad y con una impecable organización, comenzaban a salir las hileras de nazarenos con hábito compuesto por túnica de cola y antifaz de color blanco, hasta que los ciriales anunciaban la salida del paso comandado por Manuel Flores López, capataz general, que manda con acierto a una de las cuadrillas más prestigiosas de la ciudad de Almería, la del misterio de la Cena.
Un impresionante paso, el de la Cena, sobre él que descansa el verdadero protagonista de esta dramatización de la institución de la Eucaristía, el Señor de la Cena, que este año estrenaba un mantolín de color oro viejo. 
Otra de las novedades en este 2019 es que los acólitos ciriales estrenaban capelina con escudo bordado en sustitución de las dalmáticas: de color burdeos para los del paso de misterio y blanco para los ciriales del paso de palio.
Ya pasada la medianoche, la Calle Ricardos volvía a ser un hervidero para despedir hasta el año que viene al Señor de Cena y a la Virgen de Fe y Caridad.
 

Suscribirse

Traductor