Jueves, 21 Junio 2018

Cabecera Deportes

El Día de la Bicicleta de Cortijos de Marín cumple veintiséis años

El Día de la Bicicleta que se celebra durante las fiestas de Cortijos de Marín, en honor a San Antonio y La Virgen de La Inmaculada, representa una de las actividades más esperadas y concurridas de cuantas se llevan a cabo durante los días de celebración de este barrio roquetero. Este año participaron más de 300 personas, de todas las edades y con muchas familias al completo.
El Día de la Bicicleta ha cumplido veintiséis ediciones este año. Todo un logro para una actividad más que consolidada y cuyo objetivo radica en llevar a cabo una actividad recreativa, en familia y con amigos, que al mismo tiempo resulte divertida, y proyecte un mensaje a favor del deporte y la actividad física como un hábito de vida saludable. En la pasada edición de la Gala del Deporte El Día de la Bicicleta de Cortijos de Marín recibió un premio especial por su veinticinco aniversario.
La actividad contó con la organización del AMPA del Colegio Llanos de Marín, punto de partida y llegada de la ruta, en colaboración con numerosas empresas y comercios del barrio que con su incondicional apoyo hacen posible este evento. También colaboró la Delegación de Deportes y Tiempo Libre del Ayuntamiento de Roquetas de Mar.  
El itinerario de la actividad partió del Colegio Llanos de Marín y atravesó todo el núcleo urbano hasta llegar al centro del municipio, a la Plaza de la Constitución, donde se realizó una pequeña parada técnica. Después, el recorrido continuó en sentido inverso hasta regresar al punto de salida. En el trayecto colaboró un año más el Club de Motos Pica Bielas.
José Juan Rubí, concejal de Deportes y Tiempo Libre del Ayuntamiento de Roquetas de Mar, felicitó a la organización y dio las gracias a todos los agentes implicados en el Día de la Bicicleta, incluidas las Fuerzas de Seguridad, por el buen desarrollo de la actividad. Rubí afirmó que “El Día de la Bicicleta de Cortijos de Marín es un clásico, una actividad abierta a cualquier persona. Lo mejor es ver a familias enteras en las que, desde los niños pequeños y hasta los abuelos, participan y se divierten. Esto es lo más importante”.
Tras el recorrido los participantes recuperaron fuerzas en el Colegio Llanos de Marín con refrescos y un bocadillo. También se sortearon entre los participantes varios obsequios de las empresas colaboradoras, como dos bicicletas, y una tercera que se regaló a la persona que ganó el concurso de dibujo que se celebra como complemento a esta actividad.
 

Suscribirse

Traductor