Lunes, 21 Agosto 2017

Cabecera Provincia

Junta y Ayuntamiento demandan una solución urgente a las necesidades de los regantes del Bajo Andarax

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Gracia Fernández, ha asegurado que espera que el acuerdo entre Ayuntamiento de Almería y Comunidad General de Usuarios se resuelva "en el menor tiempo posible" ya que la autorización temporal para usar agua de la desaladora de Almería para el regadío en el Bajo Andarax está pendiente de que el Consistorio, explotador de la planta, acepte dar el suministro y concrete las condiciones del mismo.
Fernández ha defendido el "intenso" trabajo del Gobierno andaluz para conceder "de la manera más urgente posible" la autorización y ha subrayado que, desde el principio, la actuación de la Junta "ha sido siempre con firmeza, responsabilidad y rigor con el único objetivo de garantizar el cumplimiento de la normativa, dando seguridad la jurídica necesaria para el uso del agua y ayudando en la búsqueda de soluciones alternativas, así como en la agilización de todos los trámites en el marco de nuestra competencias para que el agua alternativa pudiera llegar a las fincas afectadas de la manera más rápida".
En esta línea, ha trasladado que desde "el minuto cero se creó un gabinete de crisis" con los delegados y técnicos que aún continúan trabajando que ha mantenido un contacto "permanente y exhaustivo" con las Consejerías correspondientes y el propio sector, y que, además, "se han mantenido reuniones en el Parlamento ,otras reuniones con la Mesa de Agua, con entidades representativas de agricultores, COAG, Asaja, UPA, Coexphal, Ayuntamiento de Almería y Subdelegado del Gobierno".
Fernández ha detallado que el uso de las aguas regeneradas de la EDAR de Almería para su uso agrícola se encuentra previsto en el Plan Hidrológico como un recurso utilizable en sustitución de aguas subterráneas, pero la normativa exige unos parámetros de calidad en el uso de las mismas con un procedimiento de concesión que vele porque esto se cumpla y, en este caso, ha recalcado la delegada del Gobierno.
Por su parte, el alcalde de la ciudad, Ramón Fernández Pacheco, ha mantenido una reunión con agricultores y regantes de Cuatro Vegas, afectados por el corte del suministro de agua depurada para el riego. Reunión en la que les anunció que el Grupo Municipal Popular va a defender una moción en el próximo Pleno para exigir a la Junta que subvencione el agua desalada que van a tener que utilizar los regantes para sacar adelante sus cultivos.
Ha invitado, además, el alcalde a todos los afectados por el problema de déficit hídrico, desde las administraciones a los agricultores y regantes, pasando por todas las asociaciones agrarias y comunidades de riego, “a sentarse, por fin, y a dar una solución definitiva al agua en Almería, después de veinte años de soluciones provisionales”. “Es el momento de aportar en positivo, de dejarse de intereses partidistas y de pensar en quienes ven peligrar su futuro y el de sus familias”, ha apuntado Fernández-Pacheco,  quien ha insistido en la necesidad “de estar con los agricultores, de pisar la tierra y de saber de qué se está hablando”.
“Yo no voy a ser el alcalde que niegue el agua desalada a los agricultores cuando es la única solución” que ofrece la Junta, única administración con competencias en los recursos hídricos, ha manifestado Fernández-Pacheco. No obstante, sí que se ha preguntado qué diferencia ve la Junta entre el agua depurada del año pasado y la de éste y “por qué en veinte años no ha hecho nada para dar una solución definitiva”.
 

Suscribirse

Traductor