Domingo, 25 Junio 2017

Cabecera Sociedad

El alcalde participa en la XXXIV Asamblea General de Donantes de sangre donde recuerda que donar es “tarea de todos”

El alcalde de Almería, Ramón Fernández Pacheco, ha participado en la XXXIV Asamblea General de la Hermandad de Donantes de Sangre de Almería, donde ha felicitado al colectivo por su generosidad y donde ha recordado que la donación, tanto de sangre como de plasma o tejidos, “es tarea de todos”. Ha reconocido el regidor la importancia de promover la solidaridad y ha hecho hincapié en la necesidad de hacer del acto de donar “algo cotidiano” para que ese recurso “escaso y necesario” que es la sangre “nunca falte”.
La XXXIV Asamblea General de la Asociación de Donantes de Sangre, Tejidos y Órganos de Almería ha estado presidida por el presidente de la entidad, José Nemesio Pascual, que ha puesto el acento en los donantes como “grandes protagonistas” de una jornada en la que se han repartido distinciones por sus donaciones a los grandes donantes tanto de sangre como de plasma. Ha recordado Nemesio que  todos los días se necesitan en Almería “60 donaciones de sangre”, una cifra que se alcanza y  que permite al Centro de Transfusión Sanguínea de Almería ser autosuficiente. Aún así, hay que seguir manteniendo las cifras por lo que “todas las aportaciones serán bienvenidas”, ha recalcado.
Fernández-Pacheco se ha mostrado “encantado, como socio, donante, alcalde y almeriense” de participar en el encuentro anual de donantes. Un escenario en el que ha valorado muy positivamente “el acto de generosidad y altruismo” que los donantes  protagonizan a diario. Es un acto “digno de admiración y debe de contar con el respaldo de todas las administraciones públicas”, ha dicho. Y es que la sangre es “un recurso escaso y necesario a la vez, que solo se puede obtener a través de la donación”. “Toda la sociedad tenemos que agradecer, apoyar y hacer un llamamiento para que todos se unan a una causa tan noble y se hagan donantes”. Conviene, además, ha insistido el alcalde, en que “no se asocie la donación sólo con situaciones de urgencia o de emergencia sino que se convierta en algo cotidiano para que este recurso nunca falte”.
Es tal la importancia de este gesto, a pesar de su sencillez, que el alcalde se ha puesto del lado de todos aquellos, que en un acto de generosidad, donan un órgano o parte de uno de ellos a quien lo necesita. De todos aquellos que no lo tienen fácil para explicar, en su entorno laboral, por qué lo hacen. En este sentido, ha aprovechado su intervención en la asamblea para solicitar para ellos “la misma equiparación, en permisos laborales, que tienen la embarazadas”.
 

Suscribirse

Traductor