Sabado, 21 Octubre 2017

Cabecera Sociedad

El Ayuntamiento reconoce con una plaza a la 'partera' Gloria Sevilla “por todo el bien” que hizo en Pescadería

El Ayuntamiento de Almería ha querido reconocer “todo el bien” que Gloria Sevilla Salmerón hizo, como 'partera' o comadrona, en el barrio de Pescadería y lo hace con una plaza que desde hoy lleva su nombre y que queda ubicada en la confluencia de las calles Rosario y Ruano. 
El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, ha descubierto la placa con la que “se rinde homenaje a una mujer que durante muchos años atendió muchísimos partos en el barrio de Pescadería”. “En un acto sencillo, pero sentido”, el Ayuntamiento ha dado cumplimiento así a una petición que surgió de los propios vecinos para homenajear a esta mujer, cuyo nombre y cuya labor serán conocidos por las generaciones venideras que sabrán “cuánto bien hizo por los vecinos de Pescadería”.  
El alcalde ha dejado constancia del cariño que Pescadería y Almería entera tenían hacia esta mujer. Las tres hijas de Gloria Sevilla Salmerón, otros familiares y vecinos se han congregado en la plaza para recordar la figura de quien ha sido “madrina de medio barrio” y era conocida popularmente como 'La partera de Pescadería'.
“Vivía por y para la gente. No tenía nada suyo, lo compartía todo”, ha recordado su hija Gloria Aguilera durante el acto, en el que se ha mostrado “muy orgullosa” y “agradecida” por la nueva denominación de la plaza con el nombre de su madre. Un gesto que empezó a fraguarse estando todavía viva y que “agradeció siempre mucho”.
Dolores Gloria Sevilla Salmerón ha sido una mujer muy conocida en el barrio de Pescadería, donde vivió desde que tenía 5 años y donde empezó, casi por casualidad, a atender partos. Pasó su vida ayudando a dar a luz a sus vecinas y lo hizo siempre de forma altruista. Su buen hacer y el cariño que profesaba a todos la convirtieron en una mujer muy querida. Apenas había familias en Pescadería en las que ella no hubiera ayudado a nacer a uno, dos o más niños. Ese cariño que profesó es el que ahora han querido devolverle sus vecinos, que son los que iniciaron los trámites para que el Ayuntamiento pusiera su nombre a una calle (finalmente ha sido una plaza) en el barrio.
 

Suscribirse

Traductor