Sabado, 23 Septiembre 2017

Cabecera Sociedad

Almería al encuentro con Nuestra Señora del Mar

Un gran número de almerienses se dieron cita en la tarde de ayer en el Santuario de la Virgen del Mar, para participar en la procesión votiva de alabanza a la Patrona de la ciudad.
Así, a las 20 horas con la seriedad y solemnidad que le caracteriza, la Virgen del Mar efectuaba su salida para recorrer las calles de la ciudad a la que tiene bajo su protección, poniendo el broche de oro a una intensa Feria. Procesión a la que acudió la corporación del Ayuntamiento de Almería, con su alcalde, Ramón Fernández Pacheco a la cabeza, que fue el encargado de realizar la primera levantá. Sin olvidar al equipo de gobierno de la Diputación, con su presidente Gabriel Amat.
Con un manto blanco y dorado, con su corona canónica, su medalla de la provincia, su bastón de mando -que recuerda los honores otorgados por el Ayuntamiento de Almería como alcaldesa perpetua de la capital- y rodeada su faz por un rostrillo dorado, la Patrona recogía el cariño de una ciudad que, pese al calor húmedo, no cejó en acudir a la llamada de honrar a la que desde 1806 y por orden del papa Pío VI es la patrona junto a San Indalecio.
Decenas de mantillas y penitentes  acompañaron a la Patrona su discurrir por las calles Trajano, Federico García Lorca, Rueda López, Javier Sanz, Obispo Orberá, Navarro Rodrigo, Paseo de Almería, Gerona y Álvarez de Castro hasta observarla mientras cruzaba el arco de Santo Domingo para no volver a las calles almerienses hasta principios del próximo año, el segundo domingo de enero, cuando los fieles la acerquen en solemne y festiva romería hasta su ermita en Torregarcía para recordar su llegada a las orillas almerienses.
 

Suscribirse

Traductor