Martes, 24 Abril 2018

Cabecera Sociedad

Policía Nacional pone en marcha el plan "Comercio Seguro" en Navidad

Las fechas navideñas donde se produce un aumento en cuanto a las compras y aglomeraciones se refiere son caldo de cultivo para los carteristas y amigos de lo ajeno. Durante estos días las zonas comerciales y de ocio reúnen a gran número de personas y son un entorno perfecto para la actuación de carteristas, timadores, descuideros y otros delincuentes.
Por este motivo, los agentes de la Comisaría Provincial de Almería han reforzado la seguridad tanto en la capital y en El Ejido, ámbitos de actuación de la Policía Nacional, al igual que lo hace la Guardia Civil en su demarcación, especialmente en las zonas con mayor frecuentación de personas.
Señalar que, en la capital varios centenares de agentes uniformados y de paisano velarán por el normal desarrollo, incrementando su presencia en las vías de mayor actividad comercial, zonas de ocio y transporte público con la finalidad de prevenir hurtos, robos con violencia o intimidación, fraudes, timos o robos con fuerza.
Esta vigilancia especial se realiza a través del plan 'Comercio Seguro', puesto en marcha por el Ministerio del Interior. Este dispositivo, que permanecerá activo hasta el próximo 9 de enero, desarrolla desde hace varias semanas su primera fase. En ella, agentes de la brigada de Participación Ciudadana están manteniendo reuniones con distintas asociaciones de comerciantes y en locales como joyerías, estancos, administraciones de loterías, entidades bancarias o peleterías en las que se les informa de cómo tomar precauciones durante las fechas navideñas.
La Policía Nacional ha prevenido a los comerciantes de una nueva modalidad de robo que utiliza a falsos revisores, de compañías de telecomunicaciones o suministros, que acuden a los establecimientos para obtener información que facilite el posterior robo. 
Según indican desde la Comisaría, los ladrones envían un falso técnico con la excusa de revisiones rutinarias para analizar las medidas de seguridad del local comercial y de fincas colindantes. Suelen cortar las comunicaciones con la central de alarmas y cometer el robo un par de semanas después, en la mayoría de las ocasiones mediante el procedimiento del butrón.
A través de un folleto informativo, los agentes recomiendan comprobar la acreditación de supuestos técnicos y cotejar con la compañía y, en caso de una visita fraudulenta, avisar a la Policía y no borrar las grabaciones efectuadas con las cámaras de seguridad del establecimiento.
Para no ser víctima de estos delitos se aconseja evitar los descuidos en las zonas muy concurridas. «Estas personas pasan el día pendientes de que el cliente de una tienda tenga el más mínimo despiste para llevarse su monedero o su bolso. Últimamente se fijan mucho en los carritos de los bebés donde se suelen dejar los bolsos las mujeres. Por ello, es aconsejable estar muy pendiente en todo momento de las pertenencias, porque esta gente siempre está ojo avizor».
 

Suscribirse

Traductor