Viernes, 25 Mayo 2018

Cabecera Sociedad

Almería protagoniza una manifestación histórica el 8M

Miles de almerienses se dieron cita en la tarde noche de ayer en la Puerta de Purchena para participar en la manifestación del Día Internacional de la Mujer que ha sido calificada por muchos como histórica ya que fueron cerca de 10.000 personas las que desbordaron el Paseo de Almería para protestar contra la violencia de género, la brecha salarial, el acoso sexual, la desigualdad de oportunidades o las trabas a la hora de la conciliación familiar y laboral.
Una gran manifestación que encabezó La Plataforma de Acción Feminista de Almería y que respaldaron sindicatos, asociaciones, partidos políticos que cedieron el protagonismo a las plataformas ciudadanas y gran parte de la sociedad almeriense. Mujeres, hombres, niños, jóvenes y mayores se fundieron en una sola voz a la vez que portaban pancartas o letreros donde podían leer frases reivindicativas como: "Mas alcaldesas, menos princesas; Yo no soy el sexo débil; Somos las nietas de las brujas que no pudisteis quemar; Orgullosa de ser mujer, Ni sumisas ni pasivas, mujeres combativas; Luego diréis que somos cinco o seis". entre otras muchas.
El himno de la manifestación, mientras bajaban por el Paseo hacia la plaza de las velas, fue el tema A quién le importa, que estuvieron cantando las manifestantes como lema de parte de lo que querían trasladar a la sociedad. El Paseo se convirtió en  una auténtica marea morada donde se buscaba la igualdad en todos los ámbitos de su vida y su voz se escuchó más que nunca.
Tal fue la afluencia de personas que cuando la pancarta de cabecera llegó a la Plaza de las Velas, donde concluía el trayecto, aun muchos ciudadanos se encontraban en la Puerta de Purchena esperando a comenzar a recorrer los 800 metros del itinerario de la manifestación
Lidia Rodríguez perteneciente a la Plataforma de Acción Feminista de Almería fue la encargada de dar lectura al manifiesto cuyas principales premisas clamaban por la visibilización de la mujer. 
"Basta de desigualdad y techos de cristal. Tenemos que acabar con una educación que sigue perpetuando en los roles de género. No se puede invisibilizar a la mujer como parte de la historia. Denunciamos un sistema patriarcal. Basta de imposiciones sociales. Estamos aquí luchando por esas mujeres que han sufrido violencia y que no pueden alzar su voz. Si nosotras paramos, se para el mundo", concluyó.
 

Suscribirse

Traductor