Viernes, 27 Abril 2018

Cabecera Sociedad

El Martes Santo luce radiante con el Cristo del Amor en las calles de la ciudad

La Real e Ilustre Cofradía del Santísimo Cristo del Amor y Nuestra Señora del Primer Dolor  fue la primera en iniciar su estación de penitencia en la tarde del Martes Santo. Un cortejo encabezado por 13 cruces con sudario,  que representaban el Vía Cruces del Señor camino del monte Calvario. Tras ellas, en rojo intenso, un monte con el Crucificado que tallara Jesús de Perceval, avanzaba a los sones de Cristo del Amor y Réquiem. Volvía a las calles de nuestra ciudad la Banda de Almería, Santa Cruz; que desfilaba por primera vez esta Semana Santa en la capital.
A las puertas de una parroquia abarrotada, dos invitados de lujo, el senador. Luis Rogelio Rodríguez-Comendador y el alcalde Ramón Fernández-Pacheco. Además, integrado en el cortejo el Concejal de seguridad, movilidad urbana y plan estratégico,  Manuel Guzmán.
Numeroso y joven tramo de mantillas el que acompañaba a la titular de esta cofradía, Nuestra Señora del Primer Dolor, que bajo un palio estrellado avanzó por las calles de la ciudad bajo las órdenes de Eduardo Sánchez y con los sones de la Banda de Música de Santa Cecilia de Sorbas.
En Alcalde Muñoz, las hermanas del Colegio de la Milagrosa esperaban en un balcón engalanado con el distintivo de esta cofradía, recibiendo el Amor tal y como ellas lo dan diario en el comedor social anexo a este centro educativo.
En la revirá de esta calle el palio recibía una 'petalá' por parte de los vecinos. Llegaba el Cristo del Amor a la Catedral cuando pasaban unos minutos de las 9 de la noche al compás de 'De Almería Señor', abandonándola por la calle Eduardo Pérez en busca de la Plaza Virgen del Mar. 
Tras la subida del Paseo de Almería, el Martes Santo se apagaba en el centro de ciudad. Rozando la madrugada y con mucha gente en la calle, que llenaba los aledaños de la Plaza de San Sebastián, la cofradía del Amor ponía punto y final a su estación de penitencia. 
 

Suscribirse

Traductor