Martes, 20 Octubre 2020

 


ayto almeria cajamar positivo camara1 Costa de Almeria  logoAlmeria2019CapitalGastronomica  
aytoroquetas1 castillo1 logo cosentino casi1 diputacion  

Cabecera Sucesos

El acusado de la “patera de la muerte” niega haber matado a nadie y asegura tener la conciencia tranquila

El camerunés de 36 años que se enfrenta a 90 años de cárcel por presuntamente matar por motivos religiosos a seis personas que viajaban junto a él en una patera interceptada en la costa de Almería en 2014, ha negado durante su declaración ante el juez, haber acabado con sus vidas y ha dicho que tiene la "conciencia tranquila".
"Nadie pegó ni tiró a nadie al mar", ha declarado A.N.B. en la Audiencia Provincial de Almería ante el jurado popular que lo declarará culpable o no de los seis delitos de homicidio de los que es acusado por la Fiscalía, que sostiene que actuó movido por "motivos religiosos".
El acusado  sostiene que cuatro ocupantes de la patera, de la que fueron rescatadas con vida 29 personas, lo acusaron a él y a otro inmigrante, quien falleció durante la instrucción de la causa, porque "tenían que culpar a alguien y tenían miedo de la persona que patroneaba la patera y de otras dos personas", que portaban un teléfono y una brújula.
De esta forma, ha negado que arrancase tablones de la embarcación neumática en la que viajaba y golpease con éstos a un pastor nigeriano y otras cinco personas, ayudado por H.T., tal y como sostiene el Ministerio Público, que apunta a su vez que ambos actuaron al pensar que el tiempo había empeorado debido a los rezos, amuletos y cinturones tribales de protección espiritual que portaban los muertos.
En este sentido, ha afirmado que tiene "la conciencia tranquila" y que tras casi dos años en prisión ha visto "a muchas personas que han matado a otras tomar muchos tranquilizantes para conciliar el sueño y yo nunca he tomado ninguno".
El abogado de A.N.B, Esteban Hernández Thiel, ha sostenido durante la fase de conclusiones previas que durante la travesía "fallecieron un número indeterminado de personas, incluido el capitán, debido al frío y la humedad".
Insiste en que durante el viaje se produjeron "discusiones entre los pasajeros" que a su vez hicieron "tambalear la patera", de forma que su patrocinado se encontraba "aterrorizado".
Ha relatado cómo en un momento comenzó a "llover y entrar agua en la zodiac" y que los ocupantes de la patera "ni siquiera podían achicar el agua" debido al espacio reducido.
Según su testimonio, durante la noche del jueves el tiempo cambió de nuevo y la gente "entró en pánico y hacía lo que podía para salvarse" porque las olas provocadas por un "tiempo pésimo" hacían que "mucha gente se cayese al agua".
Asimismo ha asegurado que durante la mañana del viernes había tres cadáveres en la patera, que fueron arrojados al mar por sus parientes.
 

Suscribirse

Traductor