Miercoles, 25 Noviembre 2020

 


ayto almeria cajamar positivo camara1 Costa de Almeria  logoAlmeria2019CapitalGastronomica  
aytoroquetas1 castillo1 logo cosentino casi1 diputacion  

Cabecera Sucesos

Los restos óseos encontrados en Pampanico podrían pertenecer a Lourdes García desaparecida hace siete años

El subdelegado de Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, ha señalado que "existen indicios que aproximan la investigación" a que los restos óseos hallados este miércoles en una zona de invernaderos ubicada en el barrio de Pampanico, al norte de El Ejido, podrían corresponder a Lourdes García, desaparecida en octubre de 2009 en Roquetas de Mar, aunque ha matizado que "todavía es pronto" para afirmarlo del todo y que "la prueba definitiva la tiene que dar la secuencia de ADN". Desde la Subdelegación del Gobierno se ha apuntado que la investigación se encuentra en fase inicial a la espera del exhaustivo examen del cráneo y del hueso largo, posiblemente un fémur, encontrados entre otros restos. Una vez realizado el estudio forense la investigación determinará si estos restos se corresponden a los de Lourdes o a otra persona.
García Lorca  ha condicionado la pertenencia de los huesos a los resultados de las pruebas genéticas, por lo que si la secuencia "es la misma que la de la desaparecida, se dará el testimonio que corresponda".
"Todavía es pronto para ello, se trata de ver fechas, de cuándo murió, etc.", ha matizado el subdelegado, quien ha insistido en que deben ser los estudio genéticos los que revelen "la personalidad de los restos encontrados" dado que "el sexo se sabe desde el primer momento por el tamaño de los restos".
Recordar que, los restos óseos encontrados en la tarde del pasado martes por una pareja que buscaba chatarra cerca de la finca de invernaderos 'Los ruiseñores' se encontraban mezclados con restos de plásticos y ropajes, también extraídos para su análisis.
Lourdes García fue vista por última vez el 3 de octubre de 2009, sobre las 15.00 horas, cuando salía de su trabajo en una gasolinera de la urbanización de Roquetas de Mar. En ese momento vestía la ropa del trabajo, una camisa de Cepsa y un pantalón gris con franja roja lateral. La familia denunció la desaparición al día siguiente ya que la joven no se presentó en su puesto de trabajo. Dos días más tarde se localizó su coche, un Peugeot 206 de color gris, aparcado junto a la plaza de toros de Roquetas de Mar, con las llaves puestas en el contacto y las puertas abiertas y sin señales externas de violencia. 
 

Suscribirse

Traductor