Martes, 17 Octubre 2017

Cabecera Economia

ASAJA y COAG piden a las OPFH y a las asociaciones de OP que estrechen lazos para garantizar la rentabilidad del agricultor

Las Organizaciones Agrarias ASAJA y COAG Almería valoran de forma muy positiva el análisis sobre el papel, funciones y los retos de las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas que centró la jornada celebrada  en el Edificio de las Mariposas de Cajamar y que ha contado con la participación ponentes de primer orden y con un amplio conocimiento del sector hortofrutícola, que son quienes han puesto sobre la mesa cuestiones como la necesaria organización de la comercialización, la gestión conjunta de medidas preventivas y de gestión de las crisis de mercado y la necesaria mayor implantación de una figura (OP) que en otros países tiene una gran influencia, pero que en nuestra provincia aún tiene camino por recorrer, cuestión que ha sido una de las principales conclusiones trasladadas por los diferentes ponentes.
Apenas el 49% de los productores están amparados bajo esta figura, pero es más, existen incluso diferencias en el nivel de organización en función del producto, así, por ejemplo el total del volumen comercializado en España de tomate, pepino y pimiento bajo una OP supera el 55%; y en cambio, el grado de agrupamiento en calabacín es de apenas el 18% y berenjena ronda el 34%.
Con esta situación, el agricultor de forma individual, y sus empresas, no tienen el suficiente poder de negociación ante una distribución cada vez más concentrada, esto nos sitúa en clara desventaja, ante esta realidad ASAJA y COAG han querido a través de esta jornada concienciar en la importancia que tiene conseguir una mayor organización en Ops para poder planificar la producción en función del mercado, comercializar de forma conjunta para conseguir incrementar la rentabilidad, disminuir los costes, gestionar las crisis de precios y dar al sector mayor fuerza, usando para ello el marco normativo vigente.
El objetivo de este acto es motivar y abrir el debate y la reflexión para llevar a cabo una “revolución comercial” que garantice un reparto del valor que se genera en la cadena, mejorar nuestra capacidad de reacción ante una crisis y potenciar la capacidad de negociación desde el sector en origen. Como broche a esta jornada y basándose en las informaciones y conclusiones de la misma, ASAJA y COAG están elaborando un manifiesto abierto a la adhesión y participación de todos los agentes del sector a los que se les hará llegar para que sirva como hoja de ruta de esta necesaria “revolución comercial”.
Comercializar mejor, defendernos ante las crisis y defender el precio son los principales retos no sólo de los agricultores, sino de las OPFH existentes en la provincia y de su Asociación, que tiene en su mano los mecanismos legislativos para empezar a cambiar la situación. Ambas organizaciones agrarias somos conscientes de las dificultades y las mejoras que se pueden realizar en los mecanismos de gestión de crisis, pero hay una cosa que ha quedado clara: “si  no se emplean, no podemos medir su eficacia ni tampoco mejorarlos”.
 

Suscribirse

Traductor