Viernes, 20 Octubre 2017

Cabecera Ciudad

Almería contará con un servicio público de alquiler de bicicletas a partir de 2018

• El alcalde presenta las líneas básicas de un servicio que contará con 400 bicicletas distribuidas en 61 estaciones por toda la ciudad 
En respuesta a una “creciente demanda de uso hacia un transporte más sostenible”, y apoyada en la “amplia red de carriles bici que actualmente se extiende por la capital, con más de 70 kilómetros y con la pretensión de seguir extendiéndose”, el Ayuntamiento de Almería da un paso más en la implantación de la bicicleta como modelo de transporte sostenible y saludable en la ciudad poniendo en marcha un nuevo Servicio Público de Alquiler de Bicicletas. El primer edil subrayaba que el objetivo de este proyecto, que viene a cumplir un compromiso más del Equipo de Gobierno con la movilidad urbana, es el de “crear un nuevo sistema de transporte público individual para facilitar que los ciudadanos pueden hacer sus desplazamientos habituales en bicicleta.
De esta forma, continuamos con la labor de impulso y fomento del uso de la bicicleta como modelo de transporte sostenible en la ciudad, siguiendo así las línea de otras grandes ciudades donde el uso de la bicicleta es una tendencia al alza, una alternativa eficaz a los problemas de movilidad que, en el caso que nos ocupa, cuenta, además, con el factor a favor de la climatología durante prácticamente todo el año”, ha indicado.
El Servicio Municipal de alquiler de bicicletas será contratado bajo la modalidad de concesión administrativa, por un periodo de ocho años, y con una inversión total que rondará los 600.000 euros. Su implantación permitirá el alquiler de bicicletas durante las 24 horas del día y los 365 días del año.
De acuerdo con la Memoria elaborada, que será ahora elevada a Pleno para su aprobación y posteriormente sometida a exposición pública, serán 400 bicicletas las que formen parte de este servicio, distribuidas en 61 estaciones por toda la ciudad, alcanzando barrios periféricos como La Cañada y la Universidad, y un total de 600 anclajes.
“El préstamo y devolución de las bicicletas se realizará mediante tarjeta inteligente, código de usuario o teléfono móvil y todas las bicicletas llevarán integrado un sistema informático inteligente con pantalla desde la que el usuario podrá realizar sus operaciones de alta, entrega y consultas. Igualmente, dispondrán de un sistema antirrobo por geolocalización y crearemos una app móvil también”, ha desgranado el alcalde, respecto de lo que será el funcionamiento de este sistema una vez implantado.
Las bicicletas quedarán dispuestas en diferentes estaciones, seis de las cuales contarán con terminales informatizadas (Totem), con pantalla táctil y alimentadas por energía solar. El resto de estaciones dispondrán de señalización vertical con sistemas de verificación. “En caso de que el usuario encuentre todos los anclajes de una estación ocupados, podrá dejar su bicicleta en un radio de 15/20 metros, gracias al sistema de control instalado tanto en la bicicleta como en las estaciones”, ha explicado el primer edil. El servicio contará además con dos equipos de redistribución conformados por vehículos especiales, cien por cien eléctricos, que tendrán una capacidad mínima de 10 bicicletas, encargados del traslado de bicis y su reubicación.
 

Suscribirse

Traductor