Sabado, 20 Enero 2018

Cabecera Ciudad

El Ayuntamiento reforzará la campaña del "bonopadre" en el parking de Padre Méndez

Se cumple un mes desde que el Ayuntamiento de Almería pusiera en marcha la campaña dirigida a los padres que tienen hijos estudiando en los colegios de la zona de Padre Méndez, en la que se les ofertaba un bono para el aparcamiento subterráneo ubicado en dicha calle, para evitar así los colapsos de tráfico que se forman en las puertas de los centros educativos y a la vez dar mayor dinamismo a dicho aparcamiento.
La idea era poner en funcionamiento un bono especial para los padres con niños matriculados en los centros escolares para que tuvieran al día un tiempo de 45 minutos en las horas de mayor frecuentación (coincidente con la entrada y salida de los escolares de sus centros, de 8 a 10 horas y de 13. 30 a 21.30 horas) para que en vez de estacionar en mitad de la vía con el intermitente puesto causando problemas circulatorios, pudieran dejar tranquilamente su vehículo en el aparcamiento el tiempo suficiente para llevar o recoger a su vástago sin riesgo a ser multado. Y todo por 15 euros al mes.
Pese a ello, lo cierto es que es que la campaña no ha arrancado todo lo bien que se esperaba y la ocupación del parking continúa siendo escasa.
Según los datos que maneja el Ayuntamiento, el 'bonopadre' habrá sido adquirido desde su puesta en marcha por unas 40 personas, número bastante inferior al de interesados que han preguntado por los detalles de esta oferta.
Con la intención de que estas cifras cambien, desde el área de Movilidad se informa de que a partir de las fiestas navideñas se va a redoblar la campaña de difusión. Para ello ya está previsto apoyarse en las redes sociales y su capacidad para hacer accesible cualquier mensaje. El que en este caso se va a trasladar no es otro que el de las bondades de una iniciativa que «no está pensada para recaudar sino para atajar un problema que afecta a muchas personas cada día», explican fuentes municipales.
Desde el Consistorio son conscientes de que no se puede obligar a nadie a hacerse con uno de estos bonos, pero sí trasmitirán el mensaje claro de que siempre será más beneficioso aprovecharse de sus bondades que asumir las posibles consecuencias aparejadas a infringir el código circulatorio, con todo lo que ello implica.
 

Suscribirse

Traductor