Viernes, 17 Agosto 2018

Cabecera Sociedad

Miles de almerienses dan el último adiós a Gabriel en la capilla ardiente

Desde primeras horas de la tarde de ayer eran muchos los almerienses que se congregaban ante las puertas de Diputación a la espera de poder dar el último adiós al pequeño Gabriel. A las 16:20 llegaba el féretro de pequeño que fue recibido con lágrimas y aplausos. Un pequeño ataúd blanco que pudieron velar a solas sus padres y familiares durante aproximadamente una hora, antes de que se abriera oficialmente la capilla ardiente alrededor de las 17:15 horas.
Desde ese momento fueron miles los almerienses que en silencio y visiblemente emocionados, algunos portando ramos de flores o pequeños peluches rindieron el último homenaje al pequeño Gabriel.
Capilla ardiente a la que acudió en primer lugar la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, quien muy emocionada aseguraba que "ponerse en el dolor de los padres de Gabriel es imposible".
Tras entrar en la capilla ardiente, donde yacía el féretro blanco con los restos mortales del pequeño, rodeado de decenas de coronas de flores y flaqueado por peluches y dibujos de pescaítos, se fundió en un cariñoso y empático abrazo con Patricia Ramírez, con quien intercambió palabras de cariño que fueron acogidas por la madre de Gabriel con tiernas sonrisas.
Díaz trasladó el "inmenso dolor y desgarro" que siente por la muerte del niño del que señalo que "su sonrisa ha entrado en nuestras casas", a la vez que hizo hincapié en "la dignidad, ternura y gran talla humana" de Patricia y Ángel "pidiéndonos a todos serenidad y sosiego".
Con rostro desencajado Díaz comentó a los medios de comunicación que "No se si voy a ser capaz de expresar lo que siento porque soy presidenta de la Junta pero también soy madre", y remarcó que su presencia en la capilla ardiente responde al deseo de "trasladar" el "apoyo y cariño a todos los que en estos momentos están echando de menos al pequeño Gabriel".
Por último, y al ser preguntada sobre la conveniencia de mantener la prisión permanente revisable, fue tajante: "No soy capaz ni estoy en hacer consideraciones políticas en plena tragedia humana. No puedo hacer política ante una madre que va a enterrar mañana a su hijo y que nos pedía serenidad y sosiego con una talla humana que es con lo que me quedo".
El ministro del interior, Juan Ignacio Zoido, también acudió a la capilla ardiente sobre las 18:45 horas acompañado por el presidente del PP Andaluz, Juanma Moreno, que fueron recibidos por el presidente de Diputación, Gabriel Amat, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz y el alcalde de la ciudad, Ramón Fernández Pacheco.
Nada más entrar  se dirigió hacia la abuela paterna de Gabriel, que fue quien lo condujo parcialmente por el ya célebre camino de cien metros en el que se le perdió la pista en Las Hortichuelas.
"Ahora hay que estar también ayudando a la abuela paterna, ella misma se echa una responsabilidad", apuntaba  Zoido tras compartir un momento con la abuela de Gabriel antes de abrazar a Ángel y Patricia, quienes permanecían en un reservado de la capilla por la que los ciudadanos no dejan de fluir para trasladar sus condolencias.
Zoido trasladó a los medios de comunicación que la investigación para aclarar los hechos sigue abierta.
En declaraciones a los periodistas tras firmar el libro de condolencias, Zoido declinó ofrecer nuevos datos en relación a la investigación y se remitió al secreto de sumario que pesa sobre las actuaciones que coordina el Juzgado de Instrucción número 5 de Almería sobre la muerte de menor, cuyo informe preliminar indica que murió estrangulado el día de la desaparición, al tiempo que presentaba fuertes golpes en la cabeza y su cuerpo estaba cubierto de fango.
El ministro aseguró que la operación desarrollada por la Guardia Civil ha sido "magnífica" y se ha dado en "un tiempo récord" pese a la "dificultad" que entrañaba."Han sabido trabajar con una dedicación y al mismo tiempo cualificación profesional", ha destacado Zoido quien, por otro lado, ha lamentado que Gabriel fuera hallado ya "sin vida".
"Les dije que vendrían los mejores y con todos los medios, y ellos se han dado cuenta de que es verdad, que vinieron los mejores, que traían medios y que lo han encontrado, pero desgraciado sin vida porque la vida se la quitaron a muy pocas horas de que desapareciera y se pusiera de manifiesto que estaba el niño perdido", explicó.
Apuntar que, la capilla ardiente permaneció abierta al público hasta las 22:00 horas, momento hasta el que la afluencia de almerienses fue toda una demostración del dolor que siente Almería y de la solidaridad en estos momentos tan trágicos para los padres de Gabriel.
 

Suscribirse

Traductor