Sabado, 25 Noviembre 2017

Cabecera Ciudad

El alcalde visita el segundo parque canino de la ciudad, que ha supuesto transformar un solar en desuso en un espacio útil en Nueva Andalucía

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ha visitado el que ya es segundo parque canino de la capital, tras el construido hace unos años en el Parque del Andarax, que abarca una superficie de 1.400 metros cuadrados ubicada entre las calles Gustavo Villapalos y Jorge Guillén, en el barrio de Nueva Andalucía, y sobre la que se ha desarrollado una actuación con una inversión municipal de casi 60.000 euros.
Este nuevo espacio habilitado para los dueños de mascotas viene a dar respuesta a una importante demanda vecinal respaldada por más de 400 firmas, ha explicado el regidor, quien, acompañado por la concejala delegada de Fomento, Ana Martínez Labella, ha visitado el parque. Una superficie dividida en dos áreas diferenciadas en función del tamaño de los perros y que cuenta también con una zona verde para peatones separada de la zona destinada al parque canino propiamente dicho.
“Creo que es una política inteligente la de dar nuevos usos a aquellas zonas de la ciudad que actualmente no lo tienen”, ha indicado Fernández-Pacheco, que recordaba cómo en otro solar infrautilizado, en este caso del barrio de Costacabana, el Ayuntamiento va a instalar los que serán primeros huertos urbanos de Almería.
Además, en el caso del parque canino, el nuevo espacio ahora inaugurado viene a “favorecer la convivencia entre ciudadanos con mascotas y ciudadanos que no las tienen”. Un reto al que, dice el regidor, se enfrenta no sólo Almería sino otras grandes ciudades. En su opinión, actuaciones como la ejecutada en Nueva Andalucía vienen a mejorar esta conciliación entre animales y personas.
 

Suscribirse

Traductor