Sabado, 25 Noviembre 2017

Cabecera Economia

Sánchez Haro resalta que el presupuesto de la Consejería de Agricultura crece un 4,9% y alcanza los 730 millones de euros

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha presentado en Comisión parlamentaria el presupuesto de su departamento para 2018, que crece un 4,9% y alcanza los 730 millones de euros “con una fuerte apuesta por jóvenes, modernización, producción ecológica e investigación”.
Sánchez Haro ha explicado que se trata de una apuesta del Gobierno andaluz ”que nos permite, un año más, consignar un presupuesto con un carácter netamente inversor, con el 80% de los recursos destinados a impulsar operaciones de capital, así como compensar en parte los efectos de la congelación de la renta de los agricultores y ganaderos debido a los recortes que viene aplicando el Gobierno central”.
Según ha informado el consejero, estos 730 millones -correspondientes a la ficha financiera de la Consejería y sus dos entidades, Agapa e Ifapa- se suman a otros 1.400 millones en concepto de ayudas directas de la Política Agrícola Común (PAC) y de regulación de mercados. En su conjunto, la Consejería va a gestionar en 2018 unos 2.130 millones, un 1,6% más que el ejercicio precedente.
Durante su intervención, Sánchez Haro ha ido desglosando las líneas de actuación en materia agraria y pesquera en las que se articula su programa presupuestario, dirigido a dar un “nuevo y definitivo empuje al sector andaluz, desde el rigor, la seguridad jurídica, la agilidad y la cercanía para generar riqueza y puestos de trabajo en Andalucía”.
En primer lugar se ha referido a aquellas orientadas a la “renovación del sector para seguir avanzando en que sea más moderno, competitivo, innovador y con una creciente proyección a los mercados exteriores”. Para ello, ha destacado un incremento del 8,4% en programas de ordenación y mejora de la producción agroganadera y de incentivación agroindustrial, hasta los 219 millones de euros. De este montante, se reservan 54 millones para facilitar la incorporación de jóvenes al campo y fomentar así el relevo generacional, otros 68 millones para favorecer la modernización de explotaciones y 11 millones para mejora de infraestructuras. Asimismo, hay previstos 42,8 millones para la modernización de industrias agroalimentarias, casi seis para actuaciones de promoción y tres para proyectos de fusión e integración de cooperativas.    
 

Suscribirse

Traductor