Sabado, 16 Diciembre 2017

Cabecera Sociedad

Hasta 20 meses de espera para resolver conflictos laborales por sobrecarga judicial

Según la Memoria 2012, la provincia de Almería sufre demoras prolongadas en algunas jurisdicciones donde la celeridad es clave. Sucede en los Juzgados de lo Social, órganos en los que se tramitan reclamaciones de cantidad, litigios por despido y conflictos colectivos. Su tasa de dependencia es de las más altas de Andalucía y ha crecido un 66 por ciento en el último año en materia de despidos, donde sólo Sevilla tiene más dificultades para sacar trabajo adelante.

 

Así, en el conjunto de los Juzgados de lo Social en Almería, la espera para resolver un asunto roza los 20 meses, una cifra muy alta cuando se trata de solucionar un conflicto laboral como un despido improcedente o la cuantía de una indemnización, más aún en tiempos de crisis económica y desempleo.

Las dilaciones las sufren también en los Juzgados de lo Contencioso Administrativo donde se dirigen demandas contra las administraciones públicas, por ejemplo, expropiaciones, contratos y conflictos urbanísticos. Según las cifras del TSJA, la espera media de resolución ronda los 12 meses.

Igualmente, el Juzgado de lo Mercantil de Almería padece, de medio, esperas de un año, según las estadísticas citadas en la Memoria Anual del Alto Tribunal andaluz. Ahora bien, el problema de espera 20 meses para esclarecer un asunto laboral es mucho mayor si se piensa en la posibilidad de recurrir. Si una parte apela la decisión inicial, el calendario comienza a contar de cero y las perspectivas no son demasiado halagüeñas.

“Es un análisis global de la actividad de la Audiencia Provincial de Almería en los últimos años destaca el aumento de la pendencia desde 2004, salvo un pequeño paréntesis en 2011. Este año ha vuelto a crecer un 18 por ciento, debido principalmente al aumento en el número de asuntos”.

Suscribirse

Traductor